Noticias

Consulta las últimas noticias de actualidad en nuestro centro. Información de última hora actualizada sobre el colegio Carol Wojtyla.
separador

Santa Misa en recuerdo del nacimiento de San Juan Pablo II, nuestro intercesor en el Cielo

El titular de nuestro Colegio, Karol Wojtyla, nació el 18 de mayo de 1920. Por este motivo hemos celebrado por todo lo alto el 99 aniversario de su nacimiento. La Eucaristía con la que ha dado comienzo la jornada de fiesta ha sido muy emotiva. A la asistencia de los alumnos de 4º de Primaria hasta 4º de la ESO se ha sumado la de muchas familias del Centro. Además, seis alumnas de la extraescolar de Guitarra han debutado en el Coro del KW. Transcribimos las palabras de nuestro querido Director Titular, Don Francisco Peña, en la homilía:

“Muchas veces se nos olvida que desde los comienzos de la Iglesia cada día del año está dedicado a un santo. Aunque todos estamos llamados a ser santos –e incluso alguno de nosotros podría ser proclamado santo oficialmente si sigue con autenticidad a Jesús- muchos han sido tan modélicos que la Iglesia nos los pone como ejemplos.

Para celebrar la fiesta de cada uno de estos santos normalmente se sigue el criterio de establecer el día en el que murieron a la vida terrena y nacieron a la vida eterna. Pero con San Juan Pablo II es diferente. Él murió el 2 de abril de 2005, y se consideró que esta fecha podía pasar inadvertida por la coincidencia en el calendario litúrgico con días de Cuaresma, Semana Santa o Pascua. Por eso se eligió el 22 de octubre, fecha en que Karol Wojtyla fue nombrado Papa.

El 18 de mayo celebramos su nacimiento para la vida terrena en un pequeño pueblo del sur de Polonia, muy cerca de Cracovia. En Wadowice. Allí nació Karol Wojtyla quien, como es tradición, cambió su nombre al ser nombrado Papa. Escogió el mismo que su antecesor, Juan Pablo I, cuyo pontificado apenas había durado un mes.

Nosotros hoy celebramos la fiesta del titular e intercesor del Colegio. Porque eso es para nosotros tener un colegio llamado Karol Wojtyla. No lo hemos elegido por el simple hecho de llevar el nombre de una persona famosa. Nosotros, al contar con un Papa santo como titular, tenemos a un intercesor en el Cielo. Cuando la Iglesia nos dice que una persona es santa es que tiene la certeza de que está participando en la vida divina. Invocando a San Juan Pablo II como hoy lo hacemos, sabemos que vela por nosotros.

Hay algo que este Colegio quiere transmitir a todos sus alumnos. Todos estamos en proceso de aprendizaje. Pero hay una etapa en la que se tiene más capacidad para aprehender. Y en esa fase hay que tener una certeza. Y os lo digo con todo convencimiento: el ser humano sin Dios es un animal más. Cuanto más Dios tengamos en nuestra vida, más personas seremos. La dignidad del ser humano se funda en Dios.

San Agustín dice: ‘Nos hiciste para Ti y nuestro corazón está inquieto hasta qué descansa en Ti’. Si sustentamos nuestra vida en Dios adquiriremos todos una comprensión y convicción de quiénes somos. Pero también comprenderemos la dignidad del otro. De ahí surgirá un verdadero respeto hacia la otra persona. Y estaremos abiertos a lo que nos pide Jesús: que nos amemos los unos a los otros como Él nos ha amado.

Estamos llamados a alcanzar metas elevadísimas. No estamos hechos para la corrupción sino para vivir la felicidad plena con Dios. Eso es lo que queremos transmitir en este Colegio: que la vida tiene un sentido. Que merece la pena esforzarse, merece la pena vivir e incluso dar la vida por unos ideales. A través de San Juan Pablo Segundo pedimos esto. Que podáis ser plenamente felices.

San Juan Pablo II nos dice que Jesús es nuestro redentor y que nos salva de los males del mundo. Y es una desgracia ver como los humanos tenemos más bienes de los que nos corresponden y cómo no nos soportamos los unos a los otros. No admitimos que nadie nos corrija en lo más mínimo. Amamos mucho a los animales y a las plantas pero entre nosotros nos herimos, nos insultamos y hasta nos matamos. Y eso es porque no hemos comprendido de verdad que el fundamento de nuestra vida está en Aquel que nos ha salvado.

Que San Juan Pablo II interceda para que nuestro corazón se abra a Dios.”. 

 

separador