Noticias

Consulta las últimas noticias de actualidad en nuestro centro. Información de última hora actualizada sobre el colegio Karol Wojtyla.
separador

29 de mayo de 2020: “Nuestra vida es una eterna consagración a Dios”

El Colegio Karol Wojtyla ha vivido recientemente un acto histórico en su trayectoria. El 29 de mayo de 2020 quedará grabado en la memoria de nuestra Comunidad Educativa por ser el día de la Consagración del KW al Señor por mediación de nuestra Santísima Madre, la Virgen del Rosario.

La jornada ha sido preciosa: a pesar de la situación de Estado de Alarma (que nos mantiene aún relativamente confinados en nuestros hogares) se ha podido invitar a una representación de familias y docentes a asistir a la Eucaristía, la ofrenda floral y el acto de Consagración. Don Francisco Peña, Director Titular del Centro, ha presidido la Santa Misa, dejando en su homilía hermosas palabras para la reflexión y el recuerdo.

El broche de oro lo ha puesto nuestra querida directora pedagógica de Secundaria, doña Carmen Pérez, quien ha entonado el Ave María de Schubert en honor a nuestra patrona, la Virgen del Rosario.

Dejamos aquí transcritas las palabras de don Francisco:

El domingo pasado celebrábamos la marcha del Señor al Cielo. Y ese regreso al Cielo de Jesús es como un anticipo; es abrirnos las puertas a todos nosotros. Si la Cabeza llega al Cielo, el cuerpo, que somos nosotros, irá detrás. Somos el cuerpo de Cristo en la Tierra. La presencia de Dios en el mundo se da a través de la Iglesia. 

Queridos hermanos, hay que hablar las cosas con claridad. En un mundo donde la fe parece que se ha reducido a una anécdota sin trascendencia, el ser humano tiene por fundamento único su comunión con Dios. Nuestra vida es una eterna consagración a Dios. Esta es la meta de todo ser humano. Las necesidades de cada uno de nosotros no dependen de nuestros gustos personales. Dios es fundamental para la existencia, la naturaleza y el orbe enteros.

San Pablo dice que todas las cosas han de ser recapituladas en Cristo. Eso es consagrarse a Dios. La naturaleza lo hace por inercia gracias a su instinto. Pero el ser humano tiene una grandeza muy superior. Porque es imagen y semejanza de Dios. De manera que nosotros debemos hacerlo de forma consciente y libre, no por instinto.

Toda nuestra vida es una permanente elección de Dios. Y esta debe ser la opción que ilumine toda nuestra existencia, todos nuestros actos.

Hoy hacemos un acto expreso de Consagración: nos damos cuenta de que todo cuanto somos está dirigido a Él. Si no, nuestra vida no tiene sentido. Y quien piense otra cosa se equivoca. Dios es el fundamento de nuestra vida. Y es bueno que lo expresemos, lo concretemos, lo manifestemos. Aunque sepamos que nuestros familiares nos quieren, nos gusta que nos lo digan de vez en cuando. Eso es lo que nosotros hacemos hoy aquí. Le estamos diciendo a Dios que es fundamental para nosotros y Él lo está viendo.

Un acto de Consagración no es un acto anecdótico ni está dirigido a hacer una gran ceremonia sin más. Es un acto en el que el hombre se da cuenta de que su vida sin Dios está vacía. Es un momento en el que le solicitamos ayuda para serle fieles.

El ser humano no necesita saber cómo se respira ni pensar en el proceso de la respiración para llevarlo a cabo constantemente. Pero sin respirar no se vive. Esto pasa con Dios: sin Dios la vida humana no tiene sentido. 

Qué bueno sería que los cristianos comenzáramos a darnos cuenta, que la humanidad entera se percatase de lo fundamental que es respirar el aliento de Dios. Y esto lo tenemos que hacer contemplando a la Virgen María. Ella es la primera seguidora de Dios. No escatimó nada de la presencia de Dios en su vida. Es el modelo de la Iglesia. 

Nos consagramos al Señor por mediación de la Virgen del Rosario, como forma de poner el foco en una advocación de María que nos une como Comunidad de Seseña“.

separador